Se ha producido un error en este gadget.

domingo, 19 de mayo de 2013


 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
  
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Cionsy Gea

 

Registro de autor: J - 65 – 06

Depósito Legal: J-157-2006

 

Jaén, 10 de Marzo de 2006

Con una rosa negra por adorno…


 

 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Ya no tienes fuerzas… 

tu cabeza no va erguida,
tu mirada cae hasta el suelo,
no puede levantar el vuelo,
no ve las estrellas ni la luna,
no la deslumbran los luceros. 

Ya no tienes fuerzas… 

el cuerpo pesa como plomo,
las piernas flaquean en el andar,
ni tu silueta se puede arrastrar. 

Ya no tienes fuerzas… 

las entrañas se queman,
el alma ya no transparenta,
el corazón añicos se ha hecho,
agoniza lento, en coma se quedó. 

Ya las fuerzas flaquearon… 

en la oscuridad encuentras amparo,
en el abismo desapareces,
el fuego te abrasa por fuera y por dentro,
ya no sientes tu cuerpo. 

¡Ya mujer!, todo terminó,
el amor que tuvo tanta vida
con una rosa negra por adorno camina
porque ya por ti murió

 
copyraight 2006
 

¿Qué ha sido amor?

 
 
 
 
 
 
 

 
 Hasta mi última medida aproveché
pero mi niño, ya no me quedan fuerzas
y no entiendo como un amor tan grande
de la noche a la mañana se fue.
Es bien verdad, nunca me dijiste un”te amo”
ni un “por siempre te amaré”,
pero que importan las palabras si con
tus miradas me lo decías, tus caricias
me lo demostraban y tus mimos
así me lo daban a creer.
Cuando me susurrabas estoy loco por ti,
más loquita yo me volvía, pues sentía
que nuestra pasión no tendría fin,
dos mundos nos separaban, pero que
importaba porque el uno sin el otro no
podíamos vivir, así en tus mensajes me lo
demostrabas, esas tardes de ansiedad me decías,
yo doble las sufría por las tuyas y las mías.
Tus llamadas eran mi gloria, y mi vida
rezumaba alegría de saber que estabas
y que de menos me echabas,
que tus sueños eran míos  y  los míos hasta ti llegaban.
Tus días de venir, en los anteriores agonizaba
esperando el poder estar junto a ti,
tus sorpresas me enervaban, lo que no esperaba,
pero siempre estabas tú ahí…
Que pasó mi niño, vida mía,
que ahora parece que no existo para ti,
me dijiste, ¡ahora es distinto!,
¿qué fue lo que sentiste entonces por mí?
¿una ilusión?
¿o fue mi sabor a libertad lo que te provocó?
¡Siempre me decías que lo absorbías!
¿fueron las cadenas que te atan a tu mundo?,
¿es que te ahogan como con lágrimas me contabas?
¿Qué ha sido amor?
Sólo te ruego que me lo digas con sinceridad
No más medias verdades y piadosas mentiras.
¿Amor qué ha sido? ¡Dímelo ya!

 

                                               Desde mi libertad…

Una carta...

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Mamita querida, ya me llevan encadenada, vinieron a por mí,
no sé que pasa, me acusan de un delito el cual no cometí.
Mamita mía, alguien me señaló falsamente con no sé que prueba,
pues pregunté y todo era incoherente, pero mamita no te
preocupes porque yo soy inocente, lo repetí una, diez veces y
“más veinte”, pero ya estaba acusada sin mi abogado ni yo
presente, él ¿sabes? va conmigo siempre, pues es mi
conciencia que está limpia totalmente.
Hubo un juicio sin mi presencia y sin saber yo nada, mi amor
se erigió mi juez, dando por buenas pruebas falsas y también
en mi verdugo condenándome a la pena de muerte, y aunque
en mis súplicas le seguía diciendo que yo culpa no tenía, me
llevan al corredor de la muerte, pero mamita tú sabes bien que
mi único delito ha sido quererle más que a mi vida, que jamás le
hice daño y nunca se lo haría y por más que pido audiencia y un
aplazamiento para demostrar mi inocencia, sigue sin querer
concedérmela.
 
Ya me llevan al cadalso pero voy tranquila, porque como yo hay
muchos inocentes, como culpables que sin pudor me condenan,
pero mamita  ya le envié mis pruebas y cuando las vea se dará
cuenta del error que cometió, pero no importa no le acuso de nada
porque errar es de humanos y saber rectificar humildemente es
la gran virtud de los sabios, y espero que cumpla lo que un día
me prometió, que esparza mis cenizas en nuestro paraíso donde
nació el amor, brotará entonces la rosa que indicará que siempre
tuvo mi perdón.
 
Adiós mamita mía, nunca te llegará ésta carta, ya que no la enviaré
porque sufrirías, pero en la distancia has sido mi paño de lágrimas
y hablándote me desahogué.

 

                                        Cionsy Gea, 5/2/2006

UN DESPERTAR....






UN DESPERTAR....



 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
¡Ay dios, dios, ya no existes! 

Y diez años más pasaron antes de empezar,
el cortijillo se esfumó con su alameda
y el almendro se marchitó
antes de empezarlo a sembrar… 

Ya no habrá sombra donde escribir
ni estrellas ni luna llena detrás del cristal,
sueños e ilusiones se ahogaron
en el agua azulada bajo el tobogán,
quedando lejos el paraíso de ensueño… 

Los espejos se hicieron añicos
sin que dos cuerpos plenos en deseos
se llegasen a reflejar,

rasgaron cojines… ornatos…
y un alma sangrando que Errante,
sin Ser, con sus canciones y poemas va…

    copyraight 2006

sábado, 4 de septiembre de 2010

¿Cómo puedo olvidarte?















Por ti después de mucho tiempo agarré pluma y papel,
para ti mis dedos se volvieron cincel, pintando mis letras
de colores diversos, porque estaba llena de amores, sumida
en el universo, perfilé tus labios en arco iris de besos, retoqué
tus ojos color esmeralda porque con tu mirada los míos cegaban,
con la pluma, el cincel y en el papel plasmaba rojos corazones
que ardían en prohibidos placeres, pero no nos importaba
que el mundo no comprendiera que nos amábamos hasta morir,
yo seguía escribiendo y las letras se volvían lluvia brillante
en los lienzos y de ellos emanaban cánticos de dioses….

Pero ahora todo se ha tornado al revés, ya no cincelo mis letras,
ya la pluma es lápiz y el papel ya no es lienzo, no hay colores,
ahora todo es blanco y negro, mi corazón no canta porque te fuiste
amor sin saber exactamente cual es la explicación, me quedé
sonámbula y sin ilusión, te clamo cada día sin respuesta, y sé
que no hay solución, pues ya lo sabía, si los tuyos te reclamaban
que yo sola me quedaría, pero no puedo remediar el recordar
nuestros días de flores, aromas y sentir tu piel con la mía, quisiera
olvidar pero para mi no es posible ya que a la gloria me llevaste,
pero no puedo seguir así pues es muy grande mi sufrir, mi tristeza
es infinita y mi agonía interminable, y ahora te pregunto a ti,....

¿Cómo hago para olvidar, para que mi desesperanza sea más leve?
amor dímelo, si tú me olvidaste, aconséjame ¿cómo lo hago yo?
aunque sé que no podré porque en mí te quedaste, penetraste
en mi ser y ya no hay quien pueda arrancarte, pero aún así te
sigo rogando, dime amor, ¿cómo puedo olvidarte? Sólo sé que hasta
mi muerte lo seguiré preguntando….

Mundo

Mundo, dirigido por seres perversos
míseros ególatras
que cierran los ojos a la miseria
que se reúnen para arreglarlo
a su semejanza,
indolentes de las vejaciones que ejercen
a seres inocentes para sus satisfacciones…

Mundo, corrompido por asesinos en libertad
con todos los derechos robados
de los que privan a la humanidad…

Mundo, manejado por ladrones,
verdugos torturadores,
y salvadores de no se sabe qué,
adoradores de un dios
creyentes de la licitud de tales aberraciones…

Seres inmundos, despreciables,
dictadores miserables,
iréis cayendo y vuestras entrañas
se irán pudriendo poco a poco
allá en el pozo de los despojos,
vuestras venas arderán llenas de maldiciones
bajo los mil tridentes de Belcebú…

¡Príncipe de los demonios
en pago a la injuria contra la humanidad
haz que ardan todos sus sentidos con lentitud!

Sueños rotos










Vagas por los sueños rota y desconsolada
dónde antes había realidad e imaginación
buscas una explicación que no hallas
ahora sólo encuentras desierta confusión…

Dónde todo era paraíso colmado de pasiones,
volaban ruiseñores, te enajenabas indeciblemente,
ahora pisas nubes de hojarasca atestada en desilusiones…

Donde amantes figuras copulaban
montando a lo unísono con semblantes mágicos
ahora reposan débiles cuerpos estáticos…

Ahora no quiero soñar porque mis sueños se han roto
Ahora no quiero despertar porque la vida se me ha ido
Ahora quisiera estar en el limbo donde todo es nada…

Allí estaré amor, si algún día te das cuenta
que grande fue tu equivocación, ve a por mí
y que la nada se torne otra vez algarabía e ilusión
y en mis noches soñar, que todo fue sueño y no realidad.

En mi ventana, Tú



Cuando llego a casa y abro la ventana
allí estás tú, siempre esperando,
miro tus ojos, perfilo tus labios
 y acaricio tus mejillas suavemente,
en la lejanía te observo,
pero estás en mi corazón prendido como una rosa,
Inmutable, desprendiendo tú aroma,
siento lo dichosa que soy de tenerte aún en la distancia
y sin embargo consciente de no ser amada,
me siento feliz de haberte dado todo de mí,
mis pensamientos… mis sentimientos…
si me hubieses pedido mi sangre te la habría dado
hasta que mis venas se secasen.

Mientras estoy absorta mirando tus ojos
enredada en mis pensamientos,
lágrimas brotan como manantiales,
silenciosas como mariposas.

¡Qué felicidad siento al amarte!,

¡Pero cómo duele éste amor que emana de mis sentidos!

No me da opción a olvidarte,
ya que cada segundo te tengo presente
y se cerró para ti el baúl de mis olvidos.

¡Te llevaré por siempre hasta mi muerte!,

Te beso en la boca te digo adiós mi amor
y cierro hasta el día siguiente…

¡Y te alejas!














Sigue camino.
Rueda en vereda.
Un amor rompedor.
¡Lástima poco queda!

Eso me cuentas.
En mi súplica te pido.
Cuando me miras veo.
No estoy en tu olvido.

Almas heladas.
Corazones doloridos.
Gargantas quebradas.

Sueños e ilusiones.
Vida y realidad.
Laten dos corazones.

viernes, 3 de septiembre de 2010

¡La muerte eres tú!
















Vive la muerte como el día
sangran sus ojos
en la noche vacía…

Danzan los duendes
en la mente dormida
largo letargo que debilita…

Corre la sangre como agua de río
calma en murmullo, helada,
desemboca turbulenta
en pozos de la nada…

Pálido rostro desdibujado
desahuciada noche de mutismo
flujo estático varado
y sigue latente su ritmo…

Pérfida capa negra demudada
va cubriendo la tenue luz
acercándose va la sombra esperada…

Sigilosa señora de faz inmutable
manto y guadaña acarrea, Sólo mira,
no parpadea ¡la muerte eres tú!



¿Odio? ¿Rencor?












Llegó el día temido, el día presentido,
llegó un día once el final,
como fue un día once el principio…

Se afinaron esa noche los puñales
como dardos en la diana,
certeros y fijos en el centro de las entrañas,
atravesando pecho y espalda,
brotando el flujo en las venas de súbito
remontando hasta la garganta,
enredando las cuerdas
quedando enmudecida de sentidos y palabras,
manando finos hilos de los ojos
como chorritos de agua en fuente helada…
 ¡Noche de luto y duelo de velas negras!…

En la primera de pasión y velas de colores

al mor de la lumbre de chispas y centellas…

Ahora noche de versos rotos por la frustración,
recitados con voz quebrada por el dolor…

¿Decidme cómo se puede tener odio o rencor
cuando ha habido y hay tanto amor?

¡No mi niño no hay encono!

No formarás parte de mis olvidos,
por siempre serás el rey de mi Trono mayor….

VACACIONES 2009

domingo, 29 de agosto de 2010

Del Ocaso al Alba





 
 
 
 
 
 
 
El sol le dice al mar,
el Astro Rey me llaman,
siendo tan grande tengo una gran pena
sufro y no puedo remediarla…. 

Te pido que acojas en tus aguas mi calentura
para cuando salga mi amada la Luna
¡que en mi ocaso levemente la veo a lo lejos!
y se pose tristemente en ellas
la arrope el ardor de mis reflejos,
y en las noches gélidas le dé el calor
que no puedo darle cuerpo a cuerpo… 

Dile que tanto que ella me ama yo la amo,
que en mis oscuras noches lloro,
desespero que llegue el alba
para sólo esos segundos poder admirarla,
pues esa es mi gloria y también mi tortura
ya que no puedo alcanzarla… 

Dile que tanto la quiero que salgo en el día por ella
con la esperanza de que algún día se junte el cielo y la tierra
y los dos podamos bañarnos en tus aguas plateadas
rondando a nuestro alrededor las estrellas… 

No te olvides inmenso mar, por mí adorarla…

Días de miel final de hiel





Hace ya más de un año mi amor
nos encontramos en el umbral de nuestra génesis
faltos de cariño y plenos en soledad,
nos hicimos cómplices en amores de amistad
no deseábamos llegar a más,
yo disponía de mi triste libertad, tú eras prohibido
ya que un día te alzaste en la ara del sacrificio…


Nuestro caminar entre jazmines y rosas
era como la miel, todo dulce y deleitoso,
asidos de la mano rodábamos uno por otro,
por senderos y llanos los atolladeros eludíamos
¡Éramos amigos! ¡Cuánto nos queríamos!...


Nos seguimos queriendo, pero ahora aún más,
hemos alcanzado la cumbre del amor
seguimos el andar llegando a lo más penoso,
en nuestro caminar topamos con senderos espinosos,
en un lado y en otro escarpados hallamos
pero amor, aún así discurrimos en nuestro penar…


No todo es padecer, días de gloria gozamos,
para nuestro deseo poquitos son,
pero son mañanas de querer y deseo,
atardeceres de loca pasión y
noches de abrazos, cariños y amor….


Ahora tú decides que es mucho sufrir
que no hay futuro que nos aguarde
y que el presente es un sin vivir…


¿Dime vida mía, qué es si no el amor
que una sin razón donde manda el corazón?

¿Por qué cuando mi alma estaba quebrada
la curaste con tus mimos y con tu amor?

¡Por qué ahora dejas en mi boca la hiel
y sangrando mi pasión!





sábado, 28 de agosto de 2010

Hoy tengo miedo







Hoy me levanté con miedo en el cuerpo,
inseguro de poder resistir éste día,
mis manos tiemblan y mi garganta me ahoga en un grito,
mi mente soñadora ahora está vacía dubitativa de un presente,
dolida de un pasado y queriendo ser ajena a un futuro próximo...

Escucho mis canciones de siempre, pero ni ellas me alivian,
hoy no canto, hoy no bailo, hoy no miro más allá…

Hoy tengo miedo, ¿de qué? me pregunto…

De estar estancada y no tener fuerza para seguir,
de sentirme enamorada y no estar segura si lo está de mi,
de amar al ser de mi ser, y no saber si lo estoy haciendo
bien o mal…

Hoy sigo teniendo miedo de éste mundo cruel,
donde todo es morbo e insensibilidad,
dónde el humano va y viene sin mirar atrás,
si alguien cayó sigue adelante sin piedad…

Hoy tengo miedo, mi llanto grita por dentro y no quiere brotar,
percibo que eso no es bueno porque siento desde lo más hondo de mis entrañas
que la vida se me va…

Soneto para mi amado



¡Ay Luna! dile a mi amado

que esperándolo estoy

que sin él no vivo

que sin su amor nadie soy…

 

¡Ay Luna! llámalo con dulce voz

y dile que la ansiedad me mata,

que mi pena es grande sin su amor…

 

¡Ay Luna! dile que robaré tu  estrella

se la entregaré para que le ilumine

le pediré al sol que salga todos los días

le guíe con sus rayos hasta mí y no me olvide….

 

¡Ay Luna! dile a mi amado

Que muriendo lo estoy anhelando

Y que vivo en muerte porque no está a mi lado…

 

 


...

Perlas de Amor





Coplillas para mi amor










Duermo porque sin tí no vivo
y si contigo no sueño
al despertar me muero,
¿Amor, por qué más,
que tanto te quiero?...

Soñaba despierta
que la luna me miraba
y en sus destellos de plata
una imagen se reflejaba,
prendada quedé de ella
de su triste soledad me enamoraba,
yo la observaba, la volví a mirar
y me di cuenta que allí estaba,
mi hombre, mi ser amado,
mi amante soñado,
mi amor eras tú, era tu cara…

Qué falta me hacen tus ojos
que al mirarme me dan la vida,
qué falta me hace tu boca
que al besarme me da el aliento,
qué falta me hace tu piel
que al rozarme me da energía,
amor, me faltas todo tú,
sólo tu aire me hace estar aquí
te espero y te esperaré por siempre
como la luna en su soledad
con lágrimas de estrellas
en la noche al sol anhela
en el día escondida lo desespera…

Ya se acerca la noche
con su bata negra de cola,
llega rondándome
porque sabe que estoy sola,
me viene a invitar a su fiesta
arropándome en su tupido manto
entre las estrellas y la luna,
porque sabe que entre todas
en soledad ,formamos sólo una…


viernes, 27 de agosto de 2010

¡Cómplices somos!



Tú, noche…

que me provocas,

angustias y desasosiegas,

vienes a mí y me acaricias

suave como terciopelo,

 

Tú, noche…

que tanto te temo,

te recibo en vigilia

ya que dormir no puedo,

 

Tú, noche…

que me subyugas y

me rodeas con tus velos

con un hálito en mi faz

anhelas mitigar mis desvelos,

 

Tú, Noche…

que danzas conmigo

al ritmo de susurros

y al son del silencio,

me haces desechar mis penas

junto con mis pensamientos,

mientras volteamos y volteamos

 y cien piruetas damos,

 

A ti, noche…

que mientras te voy diciendo,

¡cómplices somos!

me vas acunando y te vas muriendo,

me agarro fuerte a ti,

¡pero te vas!

Pues ya está amaneciendo

 

 

 

Tus mieles




Cómo quieres que no te quiera amor
si tu boca es un deleite de mieles
y tus ojos me miran con el furor de la seducción… 

Cómo quieres que no te quiera amor
si eres el sendero de mi ilusión
el aire que me da la vida
y el flujo que bombea mi corazón… 

Cómo quieres que no te quiera amor
si nuestro lecho lo inundas de flores
mi cuerpo lo revistes de placeres
y haces que mi sangre arda en amores… 

Cómo quieres que no te quiera amor
si eres el goce de mi pasión
la fiera que con ímpetu fogoso
mi sangre enlentecida altera
haces que mi cuerpo sea como una sierpe
que se circunscribe alrededor de tu cuerpo
al son de tus delicias y me haces orbitar
llegando a enervarme hasta lo sublime
y haciéndome por Dios bramar… 

Dime, ¿cómo se puede no quererte? 

¡cómo no te voy a amar!...

jueves, 26 de agosto de 2010

Noche negra, Aliada tuya




Sí, te sientes oscura,
Opaca y obtusa,
Rabiosa y con miedo,
Llena de dudas…. 

Dolor de alma,
Ardor de corazón,
Noche negra, aliada tuya… 

Luna vacía,
Estrellas sin luz,
Llanto desgarrador… 

Pájaros negros rondan
Figuras esbeltas blancas
En danzas de sedas
Alrededor del corredor… 

Al final la nada
En medio la amante
Al principio el amor… 

Así te sientes… 

Noche negra… 

Donde nada se ve… 

Y todo claro es…

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 









 

martes, 24 de agosto de 2010

Entre el Sol y la Luna


Si me quieres dímelo, y si no,
Niño vente conmigo a la orillita del mar
Entre el sol y la luna
Te daré mil besos en tu boca de coral… 

Dulces labios te entregaré
Penetrantes miradas en tus ojos de Esmeralda
Los míos soñadores posaré… 

Si me quieres dímelo, y si no,
Niño acércate y te rozaré con mi piel
La tuya rosa aterciopelada
Con mis deseos te rociaré de delicias de miel… 

Dulce canto en tus oídos iré  susurrando
Abrasaré tu cuerpo con mi pasión
Te iré queriendo y con todos mis sentidos amando… 

Si me quieres dímelo, y si no,
Niño te envolveré en seda a la orillita del mar
Entre el sol y la luna
Con mis caricias de orquídea dirás ¡esto es amar!…

 

 

Dime Niña

Dime niña, dónde vas de madrugada,
desierta noche fría de Enero,
con tu melena rizada al aire
erguida como estatua de cristal
sin echar la mirada atrás,
desolación llevas en el alma,
lágrimas en tus mejillas,
presientes que te miran,
ahora escuchas su llamada
pero tus oídos no quieren oír,
tu corazón dolorido y roto te dice ¡mira!
pero ésta vez tu voluntad es más fuerte
y sigues tus pasos hacia delante
agarrando con  fuerza tu equipaje…

Dime niña, que rumbo tomarás
si ahora mismo no sabes ni dónde estás,
no te guían tus ojos, no te guía tu pensar,
sólo el viento te empuja en tu caminar,
corren pueblos y ciudades
pero tus ojos sólo miran el vacío
y murmullos oyes a tu alrededor 

Dime niña, dónde te ha traído tu andar,
ahí arriba estás, con tu mirada al frente
donde el cielo se junta con el mar…
 
Dime niña, dónde ha acabado tu pasear,
llanto sordo suena en tu pecho,
dolor de corazón siente tu razón,
viento que sopla y choca contra tu cuerpo,
tu mirada se pierde en el ocaso,
leve sonrisa triste se dibuja en tu faz,
cánticos de sirenas escuchas
que resuenan en tus oídos
llamándote en tu deseo de echar a volar,
abres los brazos y miras al horizonte,
un soplo de viento te balancea
te hace mirar al abismo
y escuchar el rumor de las olas
que rompen en las piedras
de ese acantilado donde estás…

Dime niña, ¿por qué rompiste en llanto?

¿por qué retrocediste?

¿por qué no acabaste en  ese Enero ventoso?

¡fuiste cobarde y no volaste!

No te quejes si aún tus noches de Enero

siguen siendo desiertas y frías

Tu reflejo, mi espejo


 



Si, estoy aquí sola, triste,

la mente me atormenta,

el corazón llora de amargura,

el alma hecha añicos de pesares

soporte de mis sentidos

debilitada de tanto peso....
 

Sí, estoy aquí sola, triste,

frente a mi espejo,

mirando mi amargura

sufriendo mi mentira,

esa no soy yo,

te pide la verdad,

te ruega la realidad,

no me quieras más engañar

con caricias suaves,

queriendo aceptar,

pero no, ya no  más,

no más benevolentes soledades,

más palabras sedosas,

pensamientos permisibles, engañosos,

no más, mañana será otro día...
 

Sí, estoy aquí sola, triste

frente a ti, espejo

queriéndome hacer la vida más

 llevadera y hermosa...
 

No espejo, ya no quiero

que me escudes más

en vagas esperanzas,

en hilos de paciencia...

No, espejo, fíjate bien

refléjame en la verdad

no la pintes de color de rosa

porque el golpe será más duro...
 

Si, sigo aquí sola, triste,

fundida en mí,

 tu reflejo,  mi espejo