Se ha producido un error en este gadget.

sábado, 4 de septiembre de 2010

En mi ventana, Tú



Cuando llego a casa y abro la ventana
allí estás tú, siempre esperando,
miro tus ojos, perfilo tus labios
 y acaricio tus mejillas suavemente,
en la lejanía te observo,
pero estás en mi corazón prendido como una rosa,
Inmutable, desprendiendo tú aroma,
siento lo dichosa que soy de tenerte aún en la distancia
y sin embargo consciente de no ser amada,
me siento feliz de haberte dado todo de mí,
mis pensamientos… mis sentimientos…
si me hubieses pedido mi sangre te la habría dado
hasta que mis venas se secasen.

Mientras estoy absorta mirando tus ojos
enredada en mis pensamientos,
lágrimas brotan como manantiales,
silenciosas como mariposas.

¡Qué felicidad siento al amarte!,

¡Pero cómo duele éste amor que emana de mis sentidos!

No me da opción a olvidarte,
ya que cada segundo te tengo presente
y se cerró para ti el baúl de mis olvidos.

¡Te llevaré por siempre hasta mi muerte!,

Te beso en la boca te digo adiós mi amor
y cierro hasta el día siguiente…

No hay comentarios: