Se ha producido un error en este gadget.

domingo, 29 de agosto de 2010

Días de miel final de hiel





Hace ya más de un año mi amor
nos encontramos en el umbral de nuestra génesis
faltos de cariño y plenos en soledad,
nos hicimos cómplices en amores de amistad
no deseábamos llegar a más,
yo disponía de mi triste libertad, tú eras prohibido
ya que un día te alzaste en la ara del sacrificio…


Nuestro caminar entre jazmines y rosas
era como la miel, todo dulce y deleitoso,
asidos de la mano rodábamos uno por otro,
por senderos y llanos los atolladeros eludíamos
¡Éramos amigos! ¡Cuánto nos queríamos!...


Nos seguimos queriendo, pero ahora aún más,
hemos alcanzado la cumbre del amor
seguimos el andar llegando a lo más penoso,
en nuestro caminar topamos con senderos espinosos,
en un lado y en otro escarpados hallamos
pero amor, aún así discurrimos en nuestro penar…


No todo es padecer, días de gloria gozamos,
para nuestro deseo poquitos son,
pero son mañanas de querer y deseo,
atardeceres de loca pasión y
noches de abrazos, cariños y amor….


Ahora tú decides que es mucho sufrir
que no hay futuro que nos aguarde
y que el presente es un sin vivir…


¿Dime vida mía, qué es si no el amor
que una sin razón donde manda el corazón?

¿Por qué cuando mi alma estaba quebrada
la curaste con tus mimos y con tu amor?

¡Por qué ahora dejas en mi boca la hiel
y sangrando mi pasión!





No hay comentarios: