Se ha producido un error en este gadget.

domingo, 29 de agosto de 2010

Del Ocaso al Alba





 
 
 
 
 
 
 
El sol le dice al mar,
el Astro Rey me llaman,
siendo tan grande tengo una gran pena
sufro y no puedo remediarla…. 

Te pido que acojas en tus aguas mi calentura
para cuando salga mi amada la Luna
¡que en mi ocaso levemente la veo a lo lejos!
y se pose tristemente en ellas
la arrope el ardor de mis reflejos,
y en las noches gélidas le dé el calor
que no puedo darle cuerpo a cuerpo… 

Dile que tanto que ella me ama yo la amo,
que en mis oscuras noches lloro,
desespero que llegue el alba
para sólo esos segundos poder admirarla,
pues esa es mi gloria y también mi tortura
ya que no puedo alcanzarla… 

Dile que tanto la quiero que salgo en el día por ella
con la esperanza de que algún día se junte el cielo y la tierra
y los dos podamos bañarnos en tus aguas plateadas
rondando a nuestro alrededor las estrellas… 

No te olvides inmenso mar, por mí adorarla…

No hay comentarios: